No hay nada que menos nos guste que ir a la peluquería a conseguir el corte de pelo perfecto y no te convenza, a pesar de haber probado uno y mil cortes diferentes. Con flequillo, sin flequillo, de lado, melena corta, solo las puntas y así hasta infinitas propuestas que no te convencen porque no te gusta como te queda. ¿Te suena esto verdad? ¿Quién no ha salido alguna vez de la peluquería arrepentido por el nuevo corte?, ¿o por la aparición de nuevo del flequillo? Pues la verdad es que es todo un trauma salir de una sesión de belleza con la sensación de no haber conseguido los resultados que esperabas.

Porque como ya sabemos, para sentirte bella debes sentirte bien contigo misma y el cabello es una parte muy importante para ti. Por lo que debes conocerlo a fondo y saber qué es lo que necesita para hacerte sentir bien y guapa contigo misma.

¿Sabes que según la forma de tu cara, te puede favorecer un corte de pelo u otro? Los expertos hablan y te dan las claves para que consigas el corte personalizado para ti. Si tu rostro tiene una forma redondeada deberás de huir de las melenas a la altura del mentón y flequillos rectos, según Victor Latorre, director de Art lab Salón. A los rostros redondeados favorece una melena que pase de los hombros y un flequillo ladeado o cortinilla con raya en el centro. Según Eduardo Sánchez, director de la Maison Eduardo Sánchez, a una cara redonda hay que buscar los movimientos laterales y contornos degradados. Otro truco son los volúmenes en la coronilla para alargar la cabeza.

Para rostros cuadrados lo que más favorece según Victor Latorre, son las melenas largas que pasen de los hombros y peinado liso. Los cortes degradados también favorecen a un rostro cuadrado y el flequillo ladeados a un lado, la raya en medio jamás favorecerá.

Los rostros en forma de corazón, pueden permitirse cualquier tipo de corte y peinado. Pero principalmente, se ven muy favorecidos con rayas descentradas y flequillos laterales.

Si tu rostro es alargado, los cortes que mejor te sentará serán los largos por debajo del mentón para dar sentido al rostro, flequillos enteros rectos y también degradados y con raya mejor descentrada. Los flequillos rectos conseguirán disminuir esa sensación alargada de tu cara. ¿Y tú, ya tienes claro cuál es tu corte perfecto? Simplemente mírate al espejo y analiza la forma de tu cara, y tendrás la solución.