Un alto porcentaje de los problemas económicos familiares surgen debido a una pobre educación financiera. En efecto, la escasa cultura en este tema hace que se desconozcan los rudimentos básicos como: manejo de tarjeta de crédito, tasas de interés, préstamos hipotecarios e inversiones rentables.

Hay riesgos importantes al no considerar en serio las finanzas familiares. ¿Por qué?

Simple. Si no hay información, no hay buenas decisiones.La posibilidad de equivocarse es muy alta.Los estudiosos en el tema han encontrado que las personas que no tienen una buena educación financiera no participan activamente en procesos económicos, afectando su propio bienestar y el de su familia.

Según algunas investigaciones, una de las principales causas de las discusiones más acaloradas y frecuentes en los hogares es el mal manejo del dinero que puede llevar a quiebras económicas, divorcios maritales e incluso la pérdida de familiares.

Las cosas comienzan a salir mal en el momento en que cada miembro de la familia decide considerar como exclusivamente suyo, el tema del dinero. Tanto lo que se gana, como lo que se ahorra o gasta.

Saber cómo administrar el dinero dentro del seno familiar es indispensable. El ganarse la lotería no está al alcance de todo mundo. No todos tienen esa suerte. Decidir cuánto dinero del salario se debe destinar a diversión, manutención o pagar deudas es clave para tener unas finanzas familiares ordenadas.

Los peritos en dinero─incluida la vieja sabiduría popular─afirman que si se ahorra mensualmente un 10% de los ingresos, se resolverán posibles problemas en el futuro. Para muchas personas el manejo del presupuesto familiar es más complejo que el de una empresa. Si las finanzas personales son un desastre, las del hogar también lo serán.

Hay que resistirse a las compras impulsivas, eliminar gastos innecesarios y tratar de adoptar la rutina de ir al supermercado a comprar la despensa, una o dos veces al mes en lugar de hacerlo a diario o por semana.

No hay que hacer caso de la publicidad y no dejarse llevar por promociones sin antes haberlas analizado.

Para tener finanzas familiares en orden es necesario tener algunos registros y revisarciertas cifras, entre ellas las deudas. Por otra parte, hay que diversificarse y no depender de una sola fuente de ingreso. La inversión en instrumentos de renta fija y sin riesgo es una opción que vale la pena tener en mente. No es bueno guardar el dinero debajo del colchón.

Las finanzas familiares son materia de todos los integrantes.