Aunque a ciertas personas les parece solo un roedor presuntuoso, lo cierto es que el hamster es una mascota muy querida, en especial entre los  ninos. El hecho de ser un tanto peluditos los conmueve, los llena de carino y ternura. Son mascotas muy recomendables ya que son relativamente faciles de cuidar. Tal vez durante algun tiempo fueron considerados como fetiches estrafalarios, pero hoy resultan muy comunes y no es raro toparse con uno en el sofa del vecino. Un paso fundamental para tener a un hamster es recibir su confianza, tarea que hay que iniciar desde su primer dia en casa. Durante este proceso, el nuevo inquilino debe adaptarse a su ambiente, a su entorno hogareno. Se requiere perseverancia y un poco de sabiduria pero no resulta muy complicado. Un truco que da buenos resultados es meter la mano en su jaula con algo de fruta o una golosina, asi, de forma paulatina comenzara a sentir seguridad y no sera presa del pánico en ninguna circunstancia. Entre los puntos favorables que tiene un hamster cuando se adopta como mascota, es que son muy fieles, tienen una esperanza de vida aceptable: algunos sobreviven hasta tres anos y otros hasta cinco en condiciones apropiadas si su calidad de vida es buena; ademas, no requieren de mucho espacio, se vuelven dociles con el tiempo y resultan inofensivos. La afinidad entre ninos y hamsteres es reciproca, se vuelven una y carne con el trato diario. Los cuidados que precisa un hamster son muy basicos, basta con mantener limpia su jaula, darles alimento, agua fresca, retirar sus heces en forma cotidiana y comprarles un juguete, tal vez una rueda estatica giratoria para que hagan ejercicios. Y lo mejor de todo es que estas atenciones no son nada onerosas, al contrario, el dinero que se invierte en ellos es muy poco. Si acaso hay un riesgo con los hámsteres se debe a que, al considerarsele como una especie exotica, cuando sufren de alguna enfermedad no es facil encontrar a un veterinario que se especialice en estas pequenas criaturas. De nuevo, se requiere de perseverancia para encontrar a alguien adecuado. Algo que hay que tener en cuenta si se considera el tener a una pareja, es que los hamsteres son autenticas maquinas reproductoras: las hembras tienen su periodo de celo cada cuatro, cinco o seis dias. El embarazo dura solo dieciseis días antes de estar lista para concebir de nuevo.