Ya sea porque usted ama a los animales o porque se siente solo, tiene buenas razones para atender a ciertas sugerencias acerca de cómo elegir a la mascota adecuada.

Nuestras sugerencias son las siguientes:

1.En primer lugar, no compre o adquiera una mascota solo por “curiosidad”, o por lo que se considera un entusiasmo pasajero, ya que, sin duda, en breve tiempo se cansará y terminará por desatender a la especie que escoja.

  1. Tenga en cuenta el espacio de su vivienda. No pretenda llevar un elefante, o un avestruz a su departamento. Piense en otras alternativas como peces de colores, un gato o periquitos australianos.
  2. Elija también según su disponibilidad de tiempo. Si usted está la mayor parte de su jornada en una oficina o fuera de casa, considere tener una tortuga en lugar de un perro. Estos, por lo general, son muy dependientes y demandan mucha dedicación.
  3. Considere su presupuesto. Debe tener en cuenta cuánto puede gastar en accesorios y comida. Hay especies que comen de todo, pero otras exigen comida especial que solo es posible adquirir en tiendas de mascotas especializadas.
  4. Si usted radica en la ciudad, no se deje llevar por lo exótico con tal de llamar la atención. No considere tener un zorro, un jabalí, un ornitorrinco, una anaconda, un cóndor de los Andes o un tapir. Si le gusta lo exótico, entonces piense por ejemplo en una guacamaya.

6.No piense en usted mismo como un candidato perfecto para cualquier tipo de mascota. Hay especies que van mejor con usted que otras. Otórguese el tiempo necesario para descubrirlo. Sea usted quien elija a la mascota y no ella a usted.

  1. Si elige a un animal que se considera peligroso para el ser humano por su agresividad, tenga en cuenta de que pueden presentarse situaciones de emergencia en las cuales, puede requerirse de cuidados extremos incluyendo hospitalización.
  2. Que en su cabeza esté la alarma muy atenta para considerar a las mascotas que son muy activas, muy dinámicas (los roedores lo son), para diferenciarlas de aquellas que son muy pasivas como las tortugas o ciertos reptiles.
  3. Si opta por lo clásico como perros y gatos, recuerde que éstos no pueden estar encerrados todo el día. Hay que sacarlos periódicamente.

10.Ante todo, trate lo mejor que sea posible a su mascota. No figure como un candidato a ser denunciado por maltrato animal. Hoy en día, las especies están mucho mejor protegidas que antes. No haga sufrir a su mascota solo por el capricho de querer tenerla a su lado.