En los últimos tiempo difíciles y llenos de tragedias, hemos escuchado con frecuencia el término “solidaridad humana”; pero¿qué es? Hay muchas interpretaciones de procedencia psicológica y otras de diversa índole, pero podemos resumir a grandes rasgos que consiste en condolerse ante las dificultades de nuestro prójimo. Cualquiera que sea la naturaleza de tales aprietos o problemas y sin importar su grado. La solidaridad humana es uno de los valores más importantes, esenciales y, a la vez, gratificantes del género humano. Consiste en la colaboración que alguien puede brindar para que se pueda terminar una tarea en especial, es ese sentimiento que se experimenta en todo nuestro ser y que impulsa a brindar una mano a los demás sin pretensiones de recibir algo a cambio.Es un valor que suele verse en tiempos de crisis y, sobre todo, en países que atraviesan conflictos bélicos internos, hambrunas, toques de queda,  desastres naturales como terremotos e inundaciones, así como otras condiciones extremas. La solidaridad no es obligatoria, mucho menos una penitencia, sino que constituye un compromiso moral que debe haber en aquellos que tienen la posibilidad de brindar ayuda. Representa una condición del ser humano que pasa a ser un complemento de nuestra conducta social dentro de una comunidad, de tal modo que cuando una persona es solidaria con los demás, mantiene una naturaleza social en el entorno en el que se desarrolla personalmente. La solidaridad conduce al desarrollo sustentable de los pueblos, por eso, es fundamental que sea empleada en pro de los beneficios que puede ofrecer a una determinada causa. Es de vital importancia ejercer y darle la aplicación debida a este valor cuando una persona observa que algún ser querido,ya sean amigos o familiares o simplemente conocidos sin olvidar a los desconocidos, tengan algún problema en el que la colaboración desinteresada o compañía sean un aporte para mejorar en cierto modo la situación. A través de ella están de por medio la amistad, el compañerismo, la lealtad, el honor y otros muchos atributos importantes. La solidaridad propicia el que las personas experimenten un sentido de unión, se sientan parte de una comunidad. Individuos entrelazados y preocupados los unos por los otros. La etimología latina de solidaridad, lo dice todo: “sólido”.